El descubrimiento del encanto y la belleza de la existencia humana.

¿Has tenido la sensación que no tienes el control de tu vida?

¿Sientes que por más que lo intentes no logras alcanzar lo que te propones?

¿Sientes que vives en una continua queja?

Releyendo uno de los libros que más me marco, “Despertad” de Anthony de Mello, al comienzo hay una historia que me gustaría compartir.

“Un padre llama a la habitación de su hijo.

Jaime- le dice- levántate.

Papa, no quiero levantarme – le responde Jaime

Levántate hombre -le vuelve a insistir el padre – tienes que ir al colegio.

No quiero ir al colegio – le vuelve a contestar.

A lo que su padre el pregunto: – ¿Por qué no?

Por tres motivos – le aclara – Primero, porque el colegio es aburrido. En segundo lugar, por los niños se burlan de mí. Y para terminar, porque odio el colegio.

Bien – le dice el padre-, y yo te voy a dar tres razones por las que debes ir al colegio. Primero, porque es tu obligación. En segundo lugar, porque tienes 45 años. Y tercero, porque eres el director.”

He descubierto que, vivimos en una sociedad en la que lo que prima es actuar como Jaime. La continua queja, el descontento, la insatisfacción, etc. Pero, ¿Qué hacemos para solucionarlo?

Lo único que hacemos es quejarnos por todo, y no movemos un ápice por cambiar algo en nuestra vida. Porque, para cambiar el mundo, es preciso primero transformarnos en lo que deseamos ser.

 

Unknown-1.jpeg

Vivo con sorpresa el descubrir qué, desde hace bastante tiempo, hemos dejado de soñar y preferimos vivir en la “realidad”. Una realidad que nos ha sido auto impuesta, por la sociedad; el grupo al que pertenecemos, la familia, etc. Se habla de alcanzar objetivos realistas, Y realistas, ¿Para quién? y nos olvidamos de soñar. De escuchar lo que dice nuestra corazón.

Por eso es preciso soñar, yo estoy dispuesto a soñar y lo más paradójico es que al soñar, se dará en mí el despertar a la realidad que realmente deseo.

Estuve en la ultima edición de “Vivir sin Jefe” de Sergio Fernandez. Que nos invitaba a soñar a cómo sería nuestra vida, si fuéramos detrás de nuestros sueños, nuestros anhelos. Es una continuo alegato a que seamos líderes en cada momento u opinión. Nos invita a que de continuo decidamos que es lo que deseamos hacer. Y brinda dos ideas super poderosas.

El poder de las preguntas y cómo abre caminos insospechados. Ya que lo que realmente importa son las preguntas que nos hacemos y cómo nos invitan a ir más allá.

IMG_3590.jpg

Y el poder del Servir, sí, el servir. Es una idea que repito de continuo en mis artículos, pero que veo reflejado en las personas más poderosas del mundo. Comenzando por la fallecida Teresa de Calcuta, el servir a los que iban a morir, que no estuvieran solos, fuera cual fuera su religión, sus ideas, el quererlos y no sentir en este trance final que están solos. Qué es una de las grandes lacras del siglo XXI.

Como Amancio Ortega, un hombre que tuvo una idea, el ofrecer ropa de calidad a precios asequibles a todo el mundo y es uno de los hombres más ricos del planeta. Y su servicio no queda ahí. Podría perfectamente ya vivir tranquilamente los años que le queden de vida, pero decide dar al mundo, lo mucho que ha recibido. Por eso, facilita a la sociedad equipos médicos de alta gama, para que los enfermos de cáncer, puedan recibir los mejores tratamientos. El ofrece lo que tiene, ahora dinero, que ha ganado, y es consciente que ha recibido y da. En el libro “Aprendiendo de los mejores”, de Francisco Alcaide, en el articulo a Amancio Ortega, lo que más sobresale de él, es su BONDAD. Y no hace mucho leí un artículo en Facebook, os paso el enlace: https://espaciosumanocero.blogspot.com/2017/05/la-bondad-es-el-punto-mas-elevado-de-la.html?m=1&fbclid=IwAR0R-pYMoNpyXHs3BT07QnTiIKohXw2q1TyXOqjKqGJwTWdzAwJRGRKpJok , en el que se indica que la bondad es el punto más alto de la inteligencia humana. Creo que por eso nos sorprende que alguien sea generoso, que dé sin esperar nada a cambio. 

Por eso yo os invito a que desde hoy seamos bondadosos, generosos, comenzando con nosotros mismos. Que dejemos que tener expectativas y simplemente nos queramos. Te preguntarás, ¿Qué beneficio voy a sacar? te lo diré, tu vida será mejor, serás mas feliz y empezaras a realizarte preguntas poderosas que te permitan llegar a donde, pensabas que era un sueño.