Todos nuestros sueños pueden hacerse realidad, si tenemos el coraje de perseguirlos. (Walt Disney)

Algo que diferencia al ser humano del resto de animales es la capacidad innata que tenemos de soñar. Es lo que ha hecho que el ser humano, pase de vivir en las cavernas a pasear en la estación espacial internacional.

Alguien muy inteligente dijo que lo que eres capaz de soñarlo, de imaginar, eres capaz de crearlo (Albert Einstein).

No sé si te has dado cuenta que todos de niños, creemos que podemos lograr lo que deseemos, astronautas, bomberos, etc, y llega un momento de la vida en la que dejamos de soñar …

Y tú, ¿Estas dispuesto nuevamente a soñar?

Tus sueños están contigo

Cuantos solemos soñar con que tenemos la vida que siempre hemos querido, y cuando esta pasando lo mejor nos despertamos y nos quedamos con un sabor agridulce.

¿Sabes que en tus  manos esta la posibilidad de lograrlo?

Te preguntarás que cómo es posible,  y yo te contesto sólo esta en tus manos la posibilidad de hacerlo. Tomando decisiones, haciendo cosas nuevas.

 

Todo esto es muy bonito, pero cómo es posible, te voy a detallar unos pasos:

1.- Escribe tu sueño.

2.- Después lo tenemos que concretar, y como lo hacemos, transformándolo en un objetivo

– Lo escribimos es positivo

– Hemos de concretarlo, en algo posible en tu vida

– Nos preguntamos, ¿Es realista?, es posible alcanzarlo.

– Es preciso que sea medible, es decir que hemos de elegir un día en el que deseamos que sea una realidad, y a ser posible que sea cercano en el tiempo.

– Debe ser algo que te guste.

– Sea bueno para ti y los demás.

– Y que el lograrlo sea sostenible en el tiempo.

3.- Los sueños como la vida, no son estáticos, esta en continua evolución. Has de realizar periódicamente una pequeña evaluación y verás como se van transformando en algo que va a ser mil veces mejor a lo que te imaginabas.

4.- Si descubres que tu sueño es muy grande, divídelo en sueños más pequeños y más alcanzables, con los mismos parámetros antes indicados.

5.- Y en todo el proceso disfruta, vive y quédate con lo que puedes integrar a tu vida.

No olvides que siempre elegimos, incluso cuando decidimos no elegir. Tú tienes en tus manos la posibilidad de hacer realidad la vida que deseas. Si quieres dar un paso más, sólo tienes que ponerte en camino.

Félix Sánchez

Coach del Alma